Siles y Martin

Nueva subida de la luz en enero

Los máximos que están marcando el precio de la electricidad en el mercado mayorista, supera los 80 euros/MWh, y la revisión de la tarifa eléctrica de enero en la que trabaja a marchas forzadas el Gobierno podrían provocar una alza de más del 10% en el recibo a partir del mes próximo.

subida luz en enero
El precio de la electricidad en el mercado mayorista ha marcado a lo largo de la semana pasada su máximo histórico al situarse en una media de 83,86 euros/MWh.
Los agentes del mercado justifican este incremento, que ha pasado de 49,71 euros por megavatio hora hasta los 93,11 euros por megavatio alcanzados el 8 de diciembre, el máximo desde enero de 2002 en la situación climatológica.
Futuros, al alza
El alza de los precios también está impulsando un encarecimiento de los precios de la electricidad en el mercado ibérico a plazo. En concreto, para el primer trimestre de 2014 se sitúa en 56,4 euros por MWh para la carga base, que es el producto que se tiene en cuenta en la subasta Cesur que fija el precio del recibo cada trimestre.
Teniendo en cuenta la subasta celebrada para la revisión de octubre, el precio actual representa una subida del 18 por ciento. Teniendo en cuenta que este precio incide en algo menos de un 50 por ciento en la composición final del recibo, la luz subiría un 9 por ciento en enero, a lo que habría que sumar el 2 por ciento de los peajes. En total, una subida del 11 por ciento. No obstante, la subasta Cesur que fijará el precio para el próximo trimestre se celebrará el 19 de diciembre y sólo será entonces cuando se decidirá el precio definitivo tras los ajustes correspondientes.

Tal es el desconcierto creado por esta inusual situación que a lo largo de la jornada de ayer se celebraron diversas reuniones a nivel técnico dentro de las empresas consumidoras y dentro de patronales para intentar dar una explicación sobre este incremento. Asimismo, no se descarta que algunos agentes del mercado pidan formalmente una investigación sobre las actuaciones de los últimos días.
Una ola de frío y menor viento
La explicación técnica de este encarecimiento se centra en la ola de frío de los últimos días, así como la escasa producción hidráulica y eólica debido al actual anticiclón. Por otro lado, se ha registrado el parón de tres grupos nucleares (por recarga de combustible y por la avería de una tubería en Trillo) y ha habido problemas en la interconexión eléctrica con Portugal (energía más barata por no tener el impuesto del 7 por ciento a la generación).
Este encarecimiento ha desatado la queja de los consumidores, ya que las cotas alcanzadas suponen los precios más altos de toda Europa, pero fuentes del sector recuerdan que los precios fueron también muy bajos en marzo y en abril y que, por lo tanto, la media puede ser incluso inferior a la del año anterior.
Tensión entre eléctricas y Gobierno
En cualquier caso, estos hechos no explicarían el espectacular repunte de precio y algunos agentes del mercado vinculan esta subida a la tensión entre las eléctricas y el Ministerio de Hacienda por el nuevo déficit de este año de 3.600 millones debido a que las compañías se oponen férreamente a cargar en sus balances.
Aunque haya habido un acuerdo para titulizar con aval del Estado esta nueva deuda, aún no se ha concretado el mecanismo a través del que se van a realizar las nuevas colocaciones. El sistema utilizado hasta el momento, el FADE ha colocado en el mercado el saldo vivo de su deuda de 26.000 millones.
El Ministerio de Hacienda ha creado un grupo de trabajo junto con el de Economía e Industria para articular este asunto e intentar que el coste financiero sea el menor posible.
Por otro lado, los ciclos combinados y el carbón se presentan como los beneficiados de la situación climatológica actual porque aprovechando el hueco de la menor producción nuclear, eólica e hidráulica. Así, en tan sólo unos días han duplicado su demanda de gas para generación eléctrica, al pasar de un consumo de 195,24 gigavatios a 359,78 gigavatios hora en una semana.
Industria baraja una subida del 2%
El secretario de Estado de Energía, Alberto Nadal, trasladó ayer a los sindicatos UGT y CCOO, así como a las pequeñas empresas, la decisión de Hacienda de retirar los 3.600 millones que estaban destinados a cubrir el déficit de tarifa, lo que supondrá una revisión de los peajes que tendrán que cargar con 250 o 300 millones más cada año.
Este sobrecargo se traducirá en un incremento del 2 por ciento en el recibo de la luz, únicamente por este concepto, y se articulará a través de los peajes automáticos aprobados en la reforma energética, por el que se subirá la parte regulada de la luz siempre que haya un déficit anual mayor de 500 millones de euros.

Fuente: EL ECONOMISTA.ES